El Juicio

Fuente:  Editorial de Haaretz 

Fecha: 23 de mayo de 2020

Todos los esfuerzos que el Primer Ministro Benjamin Netanyahu invirtió en el último año y medio para tratar de escapar de la ley se han derrumbado. Todas sus tácticas, artimañas e intrigas quedaron en nada. El juicio del primer ministro acusado de soborno, fraude y abuso de confianza comenzará el domingo por la tarde. El juicio se llevará a cabo en el Tribunal de Distrito de Jerusalén frente a un panel de tres jueces: Rivka Friedman-Feldman, quien encabezará el panel, así como Moshe Bar-Am y Oded Shaham.

La semana pasada, Netanyahu incluso trató de pedirle a la corte que lo excusara de tener que comparecer en la apertura de su juicio. Esto también falló. El domingo, Netanyahu tendrá que presentarse en la corte como cualquier ciudadano común que enfrenta cargos para escuchar la lectura de la acusación.

No hay suficiente espacio para describir todo lo que Netanyahu hizo en su intento de escapar de la ley. Arrastró al país a través de un derrotero largo, agotador y costoso, a través de tres rondas de elecciones. Todo esto en un intento por lograr una mayoría que le otorgue inmunidad parlamentaria o acepte distorsionar la ley a través de una legislación hecha a la medida de sus necesidades y circunstancias, incluida una cláusula que impida que el tribunal revoque estas leyes.

Paralelamente, llevó adelante un asalto múltiple a todas las autoridades policiales y al sistema legal, a las instituciones en general y a los funcionarios individuales. Hizo esto mientras arrojaba teorías de conspiración y libelos de sangre en un intento de asustar y debilitar a todos los involucrados en los procedimientos en su contra. Pero no menos importante, lo hizo para darle al público una narrativa alternativa a los delitos de los que es sospechoso, como si los ciudadanos de Israel fueran un jurado masivo con el poder de exonerarlo.

Netanyahu no se contuvo. Manipuló a las masas, incitó, mintió, calumnió, de una manera que no avergonzaría a un líder criminal. Sus objetivos incluyeron al comisionado de policía Roni Alsheich, el fiscal estatal Shai Nitzan y el fiscal general Avichai Mendelblit. No se espera que nada de esto disminuya cuando comience el juicio; Es probable que se intensifique. Es posible que la lista de objetivos de Netanyahu crezca para incluir a tres personas nuevas esta semana. El primer ministro llevó a Israel a esta pesadilla cuando insistió en postularse para la reelección a pesar de estar bajo acusación.

En su discurso de juramento la semana pasada, Benny Gantz declaró que su partido Kahol Lavan eligió la unidad con el Likud de Netanyahu «para respaldar el estado de derecho en Israel». Cualquiera que haya creído en Gantz, y cualquiera que haya temido el comportamiento imprudente del primer ministro y sus aliados, mirará a Gantz con la esperanza de que, contrariamente a lo ocurrido con su promesa de no sentarse en un gobierno con Netanyahu, él y sus socios pretendan esta vez mantener este compromiso.

Traducción: Dardo Esterovich

Posted in Internacionales, Israel

0 comments on “El Juicio
1 Pings/Trackbacks for "El Juicio"
  1. […] El Juicio Compartir en Facebook Compartir Compartir en TwitterTweet Compartir en Linkedin Compartir Enviar correo electrónico Correo electrónico Impresión Impresión ‹ El Juicio Posted in Internacionales, Israel, Portada […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.