Akiva Eldar: “Si, yo prefiero a Saar y Liberman”

Fuente: Akiva Eldar | Haaretz

Fecha: 22 de diciembre de 2020

Nunca di mi voto a un partido de derecha, tampoco a una creación híbrida llamada centro-derecha o derecha-centro. Pero si me apuntaran con un arma en mi sien y me obligaran a votar por el partido liderado por el acusado-instigador-racista Benjamín Netanyahu, o el partido de extrema derecha liderado por Gideon Saar, e incluso liderado por el transferista Avigdor Liberman, recurriría a una gran bolsa de vómito y elegiría la segunda opción.

En el futuro previsible, no se vislumbra ningún líder político cuyos ojos se vean afectados por las injusticias de la ocupación y la realidad del apartheid entre el Mediterranio y Jordania. Tres parlamentarios de Azul y Blanco votaron a favor del blanqueo de colonias ilegales en Cisjordania. Tenemos que agradecer al presidente Donald Trump, quien, siguiendo las demandas de nuestros amigos de los estados del golfo pérsico, vetó el loco plan de anexión del gobierno de Netanyahu y Benny Gantz.

Netanyahu cumplió su promesa y enterró los acuerdos de Oslo. Es difícil encontrar un empresario de pompas fúnebres con más talento que él. Es cierto que Saar no tiene la intención de resucitar ese acuerdo, pero si el próximo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, decide reiniciar el proceso político, existe la posibilidad de que el sucesor de Netanyahu no se atreva a incitar al Congreso en su contra, como Netanyahu lo hizo con Barack Obama. Con referencia a las colonias en Cisjordania y/o en relación a derechos humanos en los territorios bajo dominio israeli, es ilusorio suponer un cambio drástico tanto si Netanyahu continúa en el poder, o el timón cambia a uno de sus oponentes del ala derecha.

De hecho, Saar y sus amigos no son miembros del club de amigos del poder judicial y aplicación de la Ley. Pero en Israel (y en el mundo democrático) no hay otro líder como Netanyahu que se atreva a proclamar incitaciones en contra de la policía desde el corazón mismo de la Corte Suprema de Justicia de Jerusalen. No hay nadie más que Netanyahu que pueda reclutar un equipo de fanaticos admiradores como el grupo de ministros y miembros de la Knesset que lo rodearon en esa infame ocasión. Yoaz Hendel no es un vocero al servicio como Mickey Zohar, Tzvi Hauser no puede competir con la gran boca de David Amsalem, y el Dr. Yifat Shasha-Biton no se rebajará a los halagos de Miri Regev.

Durante sus 11 años consecutivos en el cargo, Netanyahu llevó a la sociedad israelí a profundizar aún más las brechas en su delgada estructura. El culto a él no proviene del apoyo a sus posiciones políticas, económicas o sociales. El culto a la personalidad bíblica se alimenta del miedo y el odio del otro, ya sea musulmán (siempre que no sea un multimillonario de Dubai), solicite asilo o sea un activista de izquierda. Hay muchos expertos en marketing de estos productos, pero nadie se compara con el astuto vendedor de muebles de Balfour (hace referencia a uno de los primeros empleos de Netanyahu. DK).

Sí, mi amigo Gideon Levy, yo sería muy feliz si Itamar Ben-Gvir (un conocido personaje israeli de extrema derecha. DK) viniera a las manifestaciones en Balfour. Me pararé junto a él y sostendré dos carteles. En una mano sostendré “Andate” (pancarta tipica exigiendo la renuncia de Netanyahu. DK), y en la otra levantaré un cartel contra la ocupación. Será comico leer un tweet del hijo de Netanyahu, quien culpará de izquierdista a Ben Gvir. En las próximas elecciones, probablemente Netanyahu le ofresca a su hijo Yair el cargo de ministro de justicia.

Como dijo David Ben-Gurion, “Debemos ayudar a los ingleses en su guerra contra Hitler como si no hubiera un ‘Libro Blanco’ (normas que impedían el ingreso de judios al territorio de Israel antes de la independencia), y debemos enfrentarnos al ‘Libro Blanco’ como si no hubiera una guerra mundial”. Ahora uno debe luchar contra la ocupación como si no hubiera bibismo y luchar contra el bibismo como si no hubiera ocupación. O como dice el conocido refrán: los mendigos no pueden permitirse el lujo de ser exigentes.

Traducción: Daniel Kupervaser http://daniel.kupervaser.com/

kupervaser.daniel@gmail.com

@KupervaserD 

Posted in Internacionales, Israel, Portada

2 comments on “Akiva Eldar: “Si, yo prefiero a Saar y Liberman”
  1. Kurt Brainin dice:

    Akiva Eldar, miembro activo de la «izquierda sionista», se juega en forma muy valiente contra la actitud imperante a su alrededor y por ello merece mucho respeto. No ha de ser fácil ni agradable vivir en medio de quienes te señalan como «traidor».

    Pero esa «izquierda sionista» siempre fue mucho más sionista que de izquierdas. También para ella la prioridad era colonizar la Palestina árabe para hacer un estado judío. Por eso es que, al citar la frase de Ben Gurion, Eldar da por sentado que el Libro Blanco con que los ingleses retiraban su apoyo a esa colonización era algo muy malo e injusto.

    Los ingleses la habían apoyado para tener colonos amigos y agradecidos cerca del Canal de Suez y dejaron de hacerlo porque eso terminó por malquistarlos demasiado con los árabes.

    Pero considerar que es malo dejar de apoyar un proceso de colonización no es muy de izquierdas, por más que seamos nosotros los colonizadores. Esa es la contradicción fundamental de la «izquierda sionista».

  2. Kurt Brainin dice:

    Dicho todo lo anterior y bajando a la realidad, ojalá hubiera muchos Akiva Eldar en Israel y muchos judíos como los de USA en nuestra Argentina.

    Son, dentro de todo, gente lo bastante sensata como para darse cuenta de que es incluso malo para Israel y para todos los judíos el seguir con esta locura de negarse al más mínimo arreglo con tal de poder apropiarse ilegalmente cada día de un cachito más de la Cisjordania ocupada.

    Los judíos USA, en contra de Netanyahu y del lobby israelí, están por el fin de la ocupación y la creación de un estadito palestino. Cuando Obama era el enemigo a destruir, ellos lo votaban y ahora votaron contra Trump. O sea que, para ellos, el ser judío no implica una obligación de ser incondicional de Israel, haga lo que haga. Un buen ejemplo, no los imagino haciendo manifestaciones como las de «Cristina asesina de Nisman».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.