Magistral alegato de Pablo Llonto en el juicio de Contraofensiva Montonera

Por: Eugenia Bekeris y María paula Doberti

Desde Dibujos Urgentes acompañamos el juicio de Contraofensiva Montonera, que comenzó en abril de 2019 y desde el año pasado continuó de modo remoto. Se transmite todos los jueves desde las 9.30 hs por el canal de Yuotube de La Retaguardia.

Dibujos Urgentes es un trabajo de registro documental, que desde 2010 testimonia y visibiliza lo que acontece en los tribunales orales de los Juicios de Lesa Humanidad. Entre 1979 y 1980, la agrupación Montoneros llevó a cabo la llamada Contraofensiva, un reagrupamiento de militantes, algunxs que se encontraban clandestinxs y otrxs estaban exiliados y regresaron a la Argentina con el objetivo de resistir a la dictadura cívico-militar y a la vez generar apoyo social para terminar con el terrorismo de Estado.

El jueves de esta semana Pablo Llonto (abogado querellante, que representan a familiares de 36 víctimas y/o sobrevivientes) terminó su alegato de manera implacable,  contundente, precisa, reparatoria y emotiva a la vez.

Le llevó seis audiencias hacer un recorrido histórico, político e identitario de la militancia de cada compañerx.  En el cierre de su alegato Llonto explicó que los seis acusados tienen RESPONSABILIDAD y AUTORÍA sobre los crímenes. El Departamento de Inteligencia, dijo, tenía cuatro piezas: la Jefatura 2, el Batallón 601, el Destacamento 601 y el Comando de Institutos Militares. Allí se llevó adelante la represión ilegal, como dijo con orgullo el mismísimo Videla, refiriéndose a los actos cometidos durante la dictadura: “Esto lo hizo Inteligencia”.

Llonto agregó que el trabajo de represión se hizo EN EQUIPO, que había interacción entre las estructuras del Ejército, que llevaban a cabo los secuestros, organizaban los Centros Clandestinos y planeaban los Vuelos de la Muerte. Dijo que todos conocían el PLAN DE EXTERMINIO: “los imputados sabían que cometían crímenes” y, pese a que escribieron documentos sobre actos ilegales y fueron “verdugos”, “no pudieron registrar los pensamientos de lxs compañerxs”, por lo que “el método fracasó, porque hoy están siendo juzgados”. Los llamó “ASESINOS hasta la náusea misma”, ya que “realizaron tareas de Inteligencia para cometer delitos”.

Explicó que hay que leer los documentos de Inteligencia también por lo que callan, por lo que ocultan. “Los imputados son especialistas en la MENTIRA”, armaron una “relojería asesina y cruel”, ya que “Inteligencia del Ejército era el músculo que movía el cerebro del tablero criminal”.

Explicó jurídicamente que “el delito de DESAPARICIÓN FORZADA DE PERSONA, se debe incorporar al de privación de libertad y al de negativa de reconocer e informar”. Y concluyó, como lo había hecho la fiscal Gabriela Sosti, diciendo que “hubo GENOCIDIO”.

Pidió que se condene a los imputados Eduardo Eleuterio Ascheri, Jorge Eligio Bano, Jorge Norberto Apa, Marcelo Cinto Courtaux, Roberto Dambrosi y Luis Ángel Firpo por ser autores penalmente responsables por los delitos de desapariciones forzadas de personas, aplicación de tormentos agravados, homicidios calificados, y privaciones ilegítimas de la libertad de los 36 “perseguidxs políticxs” que representa. Dijo que las penas deberán cumplirlas en prisiones comunes, que deberán estar inhabilitados de funciones públicas, de portar armas y trabajar en empresas de Seguridad.

Por último agradeció el aporte de familiares para buscar la VERDAD y contribuir a la MEMORIA, y pidió que se haga JUSTICIA.

El alegato se puede ver por: https://www.youtube.com/watch?v=ia6yuF0hpIY&ab_channel=LaRetaguardiaTV

Posted in Aportes de adherentes, Derechos Humanos, Portada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.