Benny Gantz es cobarde o inmoral

Fuente: Gideon Levy | Haaretz
Fecha: 23 de MAR 2019

Hagámoslo simple: Benny Gantz es una persona cobarde o inmoral. No hay tercera opción. Estas son las únicas posibilidades, a la luz de su negativa a declarar claramente su solución preferida para el problema palestino y su increíble negativa a discutir la ocupación. Es difícil decir qué opción es más desalentadora.

Pero no intentes decirnos que esta es una táctica de campaña electoral, por la cual el candidato no debe decir nada y hacer lo que sea necesario para ganar. Una persona que no dice nada sobre el tema de mayor importancia para el futuro de Israel no merece ser primer ministro. Si está en silencio y evita el problema ahora, encontrará muchas excusas para estar en silencio y no hacer nada más tarde también. Ahora son las elecciones, luego será la coalición. Nos hemos llenado de evasores y cobardes. Una vez un cobarde, siempre un cobarde; Una vez reprobado, siempre reprobado.

Contrariamente a Yair Lapid, que no tiene idea de lo que sucede en los territorios y no le importa, Gantz lo sabe muy bien y quizás tampoco le importe. Él sabe lo que está pasando en Gaza y cómo es el campamento de refugiados de Jenin. Conoce a sus residentes por las salas de interrogación y sus binoculares, por arrestos y asesinatos, por la Operación Pilar de Defensa o por la Operación Borde Protector. Si es un hombre de principios, y esa es su imagen, entonces se puede asumir que los ve como seres humanos. Aunque dedicó la mayor parte de su carrera al asesinato, arresto, encarcelamiento, abuso, fuego de artillería o bombardeo, ese era el trabajo de Gantz, seamos claros, podemos darle algo de crédito y asumir que en ocasiones se vio afectado por lo que vio. También podemos aventurar una conjetura y decir que, a diferencia de la mayoría de los israelíes, reconoce que esta situación abusiva no puede durar para siempre, ni en la Franja de Gaza ni en Cisjordania. Es cierto que a los israelíes no les importa y Benjamin Netanyahu cree que es la solución, pero Gantz dice que está aquí para cambiar las cosas.

Pero Gantz no dice nada. Él promete preescolares gratuitos hasta la edad de 3 años. Puede prometer preescolares hasta los 30 años, eso no requiere coraje. Pero se necesita valor para decir qué se debe hacer con respecto a la ocupación. Gantz tiene la imagen de un hombre valeroso, de principios, un oficial y un caballero. Al menos una de estas características es falsa. Si sabe lo que se debe hacer pero no lo dice, entonces es un cobarde. Tal vez sea un héroe cuando se trata de pillos callejeros en Gaza, pero no tiene valor civil. Ninguno. Es fácil asaltar una casa en Jalazun, esposar a sus residentes y llevar a uno a la cárcel. Se necesita poco valor para asesinar a Khalil al Wazir (Abu Jihad) en su cama en Túnez delante de su esposa e hijos, como Moshe Ya’alon se enorgullece de haber hecho. Compare eso con el coraje que se necesita para admitir la verdad: que tales operaciones son crímenes. Que la ocupación es un delito, que no tenemos derecho. Que no podemos usar la fuerza para siempre. Ellos lo saben, los generales, y callan. No tienen un solo gramo de coraje que les llevaría decir la verdad.

Pero si Gantz realmente piensa que el bloqueo de la Franja de Gaza y la tiranía en Cisjordania pueden continuar hasta que Israel encuentre su punto óptimo, entonces él es una persona sin ninguna fibra moral. Si no entiende que esto es el apartheid, entonces no le importa que sea el apartheid o no es menos corrupto que el sospechoso de soborno que vive en la residencia del primer ministro en la calle Balfour en Jerusalén. No basta con declamar: “Debemos encontrar una manera de no gobernar a otras personas”. Shimon Peres recitó esa misma frase hace 40 años, y nada cambió. Israel todavía no ha logrado terminar con ese gobierno, después de “quererlo” también. Pobre cosa.

Y tal vez ese sea exactamente el secreto del encanto de Gantz, que refleja lo que buscan sus votantes. Quieren ser ilustrados pero todavía ocupantes, en efecto, son cobardes inmorales. Gantz y sus votantes son la agradable Tierra de Israel de antaño, que el Likud les birló por debajo de ellos, que extrañan a Yitzhak Rabin. Sueñan y luchan, disparan y lloran, son inmortales cobardes, votan por Gantz.

Traducción: Dardo Esterovich

 

 

Posted in Internacionales, Medio Oriente, Portada

2 Comentarios en “Benny Gantz es cobarde o inmoral
  1. Kurt Brainin dice:

    Bravísimo, una vez más, por el heroico Gideon Levy y por nuestro “Llamamiento” por reproducir sus artículos.
    En mi opinión, la mayoría de los judíos israelíes y, lamentablemente, una buena parte de los judíos del resto del mundo (más en la Argentina que en los Estados Unidos, para nuestra vergüenza) viven fuera de la realidad.
    Hacen como que la expulsión de casi todos los árabes hace 70 años nunca se hubiera producido, como si la ocupación no existiera, como si el único motivo por el cual los palestinos nos odian es que son los continuadores de Hitler, que lo único que les importa en la vida es matar judíos.
    Y están tan enceguecidos que no ven como esa actitud compromete su propio futuro.
    Los shiíes del Líbano eran una gente pacífica y muy poco hostil hacia Israel hasta la invasión de 1982. A partir de eso nació Hezbollah que ya en el 2006 fue capaz de paralizar Israel con sus misiles, imaginemos lo que serian capaces de hacer hoy.
    Los 2.000.000 de desgraciados que se apiñan en Gaza (la mayor parte de los cuales provienen de los expulsados de hace 70 años) han sido el origen de Hamas (favorecido por Israel a fines de los 80 para dividir a los palestinos) y el blanco de ataques desproporcionados de Israel. Por ejemplo el tiro al blanco en la frontera sobre manifestantes desarmados que acaba de ser condenado por la ONU y también por algunos israelíes conscientes en una carta a “El País”. Hasta ahora no eran una amenaza seria, ahora ya tienen misiles que llegan a Tel Aviv.
    Tanto Netanyahu como Ganz y muchos otros parecen creer seriamente que el futuro de Israel está seguro bombardeando y tiroteando de vez en cuando.
    Sería deseable que suficientes judíos, dentro y fuera de Israel, los vuelvan a la realidad frente a tanta ceguera.
    Y eso considerando sólo el aspecto egoísta, sin entrar en los aspectos morales de la situación.

  2. Alberto Guerchuni dice:

    comparto parcialmente vuestra opinión. soy judío argentino viviendo en israel, y tengo las mismas críticas. pero acá la gente esta ciega, y no le importa.
    El judío es un rehén de conciencia.
    entre lo que no le gusta y calla por temor a dañar al estado que tanto se preocupo por contarle historias bravas cuando íbamos o a la bialik o a movimientos juveniles.
    TODO FOR EXPORT.
    NETANYAHU ES UNO MÁS DE LOS “NEO-DICTADORES” DISFRAZADOS DE DEMOCRACIA, PALABRA GASTADA Y YA CASI SIN SENTIDO, O CON OTRO SENTIDO, HOY DEMOCRACIA SIGNIFICA ESTAR ALINEADO A LA POLÍTICA DE EEUU, DEL NEO CAPITALISMO ESCLAVIZADOR.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.