Berrinches de la derecha comunitaria

Fuente: Llamamiento Argentino Judío

Fecha: 15 de febrero de 2020

El LLAMAMIENTO Argentino Judío pidió y le fue otorgado el derecho a réplica a una nota aparecida en la página web de Radio Jai donde se nos atacaba ferozmente con una serie de infundios y exabruptos.
Valoramos el gesto de la Radio aunque en la publicación, lamentablemente, fueron suprimidos algunos párrafos que dificultan la comprensión de lo allí expresado. A continuación se podrá leer nota completa, tal cual fue entregada a emisora.

Berrinches de la derecha comunitaria (en respuesta a una nota aparecida en el portal de Radio Jai)

Sin duda que la derecha de la colectividad judía acusó el impacto de nuestra solidaridad con Víctor Hugo Morales. El artículo divulgado por Radio Jai está plagado de inexactitudes y calificativos que demuestran impotencia. El título de la misma es: “No hay peor antisemita que un judío antisemita” y está firmada por la Redacción de la Radio. En dicho artículo se extractan opiniones de Delia Sisro, la co-autora del libro “Asesinaron al fiscal Nisman. Yo fui testigo” en colaboración con Waldo Wolff.

Los comentarios de Delia Sisro, evidencian que están desaforados. Atacan la declaración en solidaridad con Víctor Hugo Morales realizada por el LLAMAMIENTO en respuesta a una denuncia ante el INADI realizada por el diputado del PRO Waldo Wolff.(2) Esto tiene una única explicación: están defendiendo el negocio de la victimización con el que pretenden seguir engañando a la opinión pública.

Lo que motiva esta respuesta del LLAMAMIENTO Argentino Judío es nuestro absoluto repudio a que se nos presente como “judíos antisemitas”, “quinta columna”, “judíos vergonzantes”, “judíos con auto-odio” o “judíos colaboracionistas”, todos ello en una sola nota. Sobre el último nos califica peores que los colaboracionistas de otra época porque a los detenidos por los nazis los amenazaba la posibilidad de la muerte, mientras que a nosotros lo hacemos por “deformaciones culturales, auto-odio o intereses de dinero y/o poder”. Quien es capaz de utilizar esos términos demuestra una clara pérdida de conciencia de la realidad.

Tampoco faltan las inexactitudes. Vuelven a los argumentos con que nos atacaron cuando el LLAMAMIENTO hizo su aparición pública en el año 2015: “De este modo, el “Llamamiento Argentino Judío”, un sello de goma inventado por Jorge Elbaum y algunos miembros de ICUF (una entidad de origen judeo-Stalinista) durante el Kirchnerismo, en una clara muestra de aprovechamiento político y sin representación comunitaria real…”

El Llamamiento es desde sus inicios un movimiento político no partidario, heredero de las tradiciones populares, progresistas y democráticas que sustentó gran parte de la colectividad judía desde principio del siglo pasado a tono con las aportadas por distintas fuerzas políticas y sociales que se fueron desplegando en distintas épocas en el país. La propia nota cita que en nuestra declaración fundacional nos pronunciamos “deseosos de contribuir a la profundización de la democracia y la equidad social”. Esto nos hace más parecidos a los movimientos nacionales, populares y democráticos de hoy que a las expresiones de la derecha vernácula. ¿Dónde está el pecado? ¿O los dueños del “judeómetro” determinan que para ser judío hay que ser de derecha?

Lo que la nota define como un “sello de goma” cuenta en la actualidad con varios miles de adherentes distribuidos por toda la geografía del país. Son ellos, además, con sus aportes quienes sostienen las actividades del LLAMAMIENTO. No recibimos dinero ni de los sucesivos gobiernos, ni de Fundaciones ni de empresas que pudieran afectar nuestra autonomía y libertad de expresión.

En la nota se nos acusa de antidemocráticos por no haber esperado el pronunciamiento del INADI. Se utiliza, para tal fin, un argumento retorcido: “La democracia… deja de tener sentido cuando un grupo de unos pocos, quienes se posicionan desde un lugar en el que no tienen ni apoyo ni legitimidad en absoluto, dejan de respetar la diversidad ya sea de opinión o de cualquiera de sus formas”. Según Sisro carecemos de apoyo y legitimidad –una afirmación que no sustenta- y dejamos de respetar la diversidad de opinión. Más bien perece todo lo contrario.

Con un rosario de descalificaciones infundadas le está negando al LLMAMIENTO el derecho de opinar sobre la denuncia de Waldo Wolff.
Pero el premio a la entelequia se lo lleva la frase con que remata la nota: “Cuando se ataca un judío nos están atacando a todos”, sentencia Sisro. En primer lugar digamos que esta afirmación está en contradicción con la apelación que hace a la diversidad que mencionamos más arriba. En segundo, incluso más grave, apela a una frase chovinista utilizada por todos los totalitarismos para justificar genocidios en todas las épocas, algunas de trágicas consecuencias para el pueblo judío.

Toda la nota está plagada de mentiras y descalificaciones pero no hay un solo argumento que contradiga lo que el LLAMAMIENTO Argentino Judío expresó en su declaración. Radio Jai y Sisro pretenden darle continuidad a la lógica de las fakenews. Los miles de integrantes del LLAMAMIENTO estaremos atentos a desenmascararlos.

Buenos Aires, 15 de febrero de 2020

Marcelo Horestein, Presidente
Dardo Esterovich, Secretario General

Posted in Colectividad judía, Comunicados y Declaraciones, Portada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.