Comunidad judía: grieta por Catherine Fulop

Fuente: Marcos Teijeiro|Revista Notocias
Fecha: 13 de MAY 2019

Catherine Fulop derrapó y comparó el régimen de Nicolás Maduro con Adolf Hitler e incluso llegó a decir que “los judíos eran los más torturadores”. Sus dichos generaron un amplio repudio, pero a la vez dejaron al descubierto una grieta al interior de la comunidad judía en el país. Es que luego de sus declaraciones, la actriz fue convocada por la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas para acudir a una capacitación a cargo del Centro de Estudios Sociales de la entidad.

Sin embargo, para otros sectores de la comunidad, esta medida no es suficiente. “Una charla de dos horas no genera conciencia ni un cambio social y de ningún modo sirve para desmontar un prejuicio”, opinó el ex director de la DAIA Jorge Elbaum, para quien se debería buscar una “sanción ejemplar ya que mucha gente escucha y reproduce lo que dicen los famosos” y por eso es necesario crear una real concientización. “Pretenden cuidar a Fulop aduciendo que dijo eso por ignorante”, sostuvo Elbaum para quien esa ignorancia no es más que un ejemplo de lo que Hannah Arendt definió como la “banalidad del mal”, teoría según la cual algunos individuos actúan dentro de las reglas del sistema al que pertenecen sin reflexionar sobre sus actos.

NOTICIAS se comunicó con la DAIA para saber en qué consistían estos encuentros y capacitaciones, sin embargo desde la entidad prefirieron no hablar con este medio. Vale destacar que no es la primera vez que la institución recurre a este tipo de encuentros con celebridades que vociferaron discursos de este tipo.

Úrsula Vargués y Esmeralda Mitre ya fueron convocadas a dialogar con las autoridades en su momento luego de que ambas lanzaran consignas ofensivas. En el caso de Mitre, terminó en escándalo cuando ella denunció haber sido acosada y extorsionada por el entonces presidente de la institución, Ariel Cohen Sabban, quien renunció tras la acusación.

Justicia. Así, mientras la DAIA dará por cerrado el tema, otros sectores optaron por ir a la justicia. El abogadoJorge Monastersky presentó una denuncia que recayó en el Juzgado Correccional Federal 4 a cargo del juez Ariel Lijo explicando que “hay que tomar en claro lo que ella dijo y el alcance de sus palabras”.

Pero además la asociación “Llamamiento Argentino Judío”, presidida por Elbaum, también presentó una denuncia el viernes 10 de mayo aduciendo que los dichos de Fulop endilgan a los judíos “un grave demérito frente a nuestros conciudadanos de otras comuniones y culturas”, según manifiestan.

“Es importante que se llegue a la justicia y que haya una condena, por la cual Fulop se deba hacer cargo realmente de sus dichos y que no quede como que fue un simple ‘exabrupto’, sino desmontar esos prejuicios. Una charla de dos horas no basta para eso”, concluyó Elbaum, dejando en evidencia la grieta al interior de la comunidad judía en el país.

Posted in Nacionales, Politica, Portada

Un comentario en “Comunidad judía: grieta por Catherine Fulop
  1. Kurt Brainin dice:

    La «grieta en la comunidad judía» que señala este artículo es, en mi opinión, la misma grieta que divide a todos los argentinos. Creo que la DAIA es benevolente porque también está en contra de Maduro, si la Fullop hubiera estado en favor otra sería su actitud.
    Aprovecho para aclarar algunas cosas sobre lo de la «banalidad del mal». Hannah Arendt utilizó ese concepto en el subtítulo de su libro sobre Eichmann y, con esa excusa, fue considerada una «apestada» por el establishment sionista, se la acusó de querer disculparlo.
    Pero basta leer el epílogo del libro para comprobar que ella nunca hizo eso sino todo lo contrario. Hace una especie de alegato donde enumera sus crímenes, el cual termina diciendo «Por eso es que usted debe ser ahorcado». Pienso que lo más probable es que quisiera decir que Eichmann era un monstruo y que algunos otros seres humanos aparentemente normales también podrían transformarse en monstruos según las circunstancias.
    Creo que eso fue una excusa, que lo que realmente molestó fue que dijera que a Ben Gurion le importaba más sacar partido político del juicio que castigar a Eichmann o vengar a sus víctimas. Y quizá también que contara con tanto detalle como, hasta antes de la «solución final», Eichmann había sido un entusiasta del sionismo como medio de sacar a los judíos de Europa. Nos cuenta que «El estado judío» era uno de sus libros de cabecera, que daba charlas sobre sionismo a sus camaradas de las SS, que viajó a Palestina en 1937 invitado por un dirigente sionista y que hasta podría haber estado de incógnito en la ceremonia del 35 aniversario de la muerte de Herzl.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.